jueves, 26 de febrero de 2015

DESPERTANDO A NWYVRÉ.


Imagina a Nwyvré enviando una brillante llamarada roja hacia ti. Levanta tu mano receptiva para agarrar el globo de fuego.Te sorprende sentir solo un calorcillo agradable y un cosquilleo producido por la electricidad. Miras a Nwyvré preguntando y escuchas que es por tu trabajo en el camino que la llama no te quema. Si haces este ejercicio demasiado pronto sentirás como si tu mano es marcada hasta el hueso. Sujeta la bola llameante en tu mano ante ti como un sol en miniatura y una chispa salta de él hacia tu otra mano. Abre tus piernas y equilibra los dos soles en tus manos extendidas. Hay un tremendo poder literalmente en la punta de tus dedos y por un momento sientes el podercreativo del universo brillando con fuerza en las bolas de fuego que equilibras en tus manos. Nwyvré interrumpe tu ensoñación y apunta hasta tus pies.



En respuesta envías dos chispas desde tus dos rojos soles hacia tus pies. Sabes que solo estandoconectado a la tierra es posible utilizar el poder que sustentas. Siente como los rojos soles de tus pies tefunden con la tierra. No hay dolor, solo una carga de energía como si un circuito se ha colocado en susitio. Mantente durante un momento con los cuatro soles, los de tus manos y tus pies. Siente el poder y la energía que crujen a tu alrededor. Cuando te sientas cómodo abre tu conducto para el poder en el centro de tu torso. Siente 4 chispas corriendo a través de tu perineo y siente que un brillante sol rojo comienza a formarse. Con cada minuto que pasa este sol crece convirtiéndose en un sol dorado mientras lo hace. Este sol sigue aumentando su tamaño hasta que se une a los cuatro soles rojos y todo tu cuerpo está ahora rodeado por un brillante sol dorado. Deberás dejar que el sol arda a tu alrededor y que te bañe con su calidez pero cuando estés preparado comienza a atraer los bordes exteriores hacia ti.
Empuja la energía hacia tu centro y comienza amover la energía en la figura del
∝ de la meditación de las tres llamas. Haz tres círculos alrededor de 3º chakra y luego muévela hacia arriba a través del centro de tu cuerpo desde el perineo a la corona. Manda la energía hacia el sol con tus gracias por habértelo dejado.

1 comentario:

  1. Maravilloso, parece un poema de como es el recorrido del chi dentro nuestros cuerpos.

    ResponderEliminar